viernes, 30 de enero de 2009

El Obama Tico


Con el anuncio de que Epsy Campbell luchará por la candidatura del Partido Acción Ciudadana (PAC) en contra del virtual vencedor Ottón Solís, en una convención que ni siquiera se encuentra reglamentada y mucho menos se pensó posible meses atrás, se cierra la lista del posible Presidente o Presidenta de Costa Rica, a menos que aparezca en el escenario un Obama tico.
Si los votantes quieren a una mujer para regir nuestros destinos del país a partir de 2010, podrán elegir entre la propuesta opositora con doña Epsy o la continuidad del Arismo, con Laura Chinchilla, a menos que en el Partido Unidad que no es Social Cristiano (PUSC), la diputada Lorena Vázquez se decida a demostrar su simpatía y simbiosis con las bases populares –dicho sea con la ironía del caso-
Si el pueblo quiere que el futuro Presidente siga siendo un macho, tendrá dentro del menú a Ottón Solís del PAC y a Johnny Araya del Partido Liberación Nacional (PLN). Además el Movimiento Libertario que ha demostrado poca capacidad de auto renovación presentará por tercera vez la candidatura de Otto Guevara –el candidato de los pantalones limpios- y el PUSC antes de desaparecer, pretende remozar la alicaída imagen del Ex Presidente Rafael Ángel Calderón.
Finalmente el panorama lo cierra, los desesperados esfuerzos de un grupo que pretende conjugar a la Comités Patrióticos y a los partidos “pequeños” que se opusieron al TLC con Estados Unidos y una izquierda política que en su expresión electoral, muy probablemente se presentará fraccionada en tres o cuatro partidos políticos distintos.
Esos son todos los naipes que hasta ahora hay sobre la mesa. Cualquiera que vaya a ser Presidente de la República requerirá realizar una elevada campaña de consenso en torno a su nombre y a sus ideas, de lo contrario las elecciones nacionales se podrían declarar desiertas por falta de votantes, de interés y de ideas renovadoras en torno a nuestros problemas.
Es un deber votar, pero la única razonable esperanza que veo para que los costarricenses acudamos a las urnas en el próximo proceso electoral, es que se aparezca en el escenario electoral el Obama Tico.
No se trata de un candidato con consignas de cambio solamente, se trata de una persona que personifique ese cambio. Obama no ganó las elecciones de los Estados Unidos por ser negro, sino por ser diferente.
Eso es lo que Costa Rica necesita, a un líder diferente, puede ser mujer, hombre, negro, asiático, demasiado joven, demasiado viejo, jorobado, iletrado o académico, pero tiene que ser diferente.
Solo una persona diferente puede gobernar este país de manera diferente.
Hasta ahora los mismos políticos con las mismas ideas, las mismas caras detrás del poder que son motivo de desconfianza, cuando no, de pereza para los votantes, no lograrán cambiar en nada la flaca percepción que tenemos acerca de la política nacional.
Ninguno de los nombres que hasta ahora se ha mencionado, cumple con el requisito de ser diferente.
Yo tengo la esperanza de que aparezca por ahí y se decida a hacer valer sus ideas en la batalla electoral sin importar lo que digan las encuestas y los encuestados, porque al igual que el joven abogado demócrata y de buen verbo que emergió de la nada, nuestro Obama Tico no sabe aún, que es el pueblo quien le espera.


2 comentarios:

P. Vargas dijo...

Un Obama tico? Lastimosamente no lo creo posible mi hermano, una verdadera pena ver las "opciones" que tenemos en estos días.

De verdad que uno vota porque es un deber y un derecho como ciudadano, pero con candidatos así... pues ke te dire.

Saludos!!

Anónimo dijo...

Estimado amigo:
Es el momento propicio para felicitarlo por ese rincon de un escritor que más de uno es de varios, es un excelente esfuerzo de comunicación alternativa.
En cuanto a su desilución con los candidatos actuales no lo culpo, como lo dije en el artículo en estas elecciones va ser más dificil que un tico salga a votar que hacerse la romería ida y vuelta, pero la esperanza no se pierde sobre todo cuando compruebo que hay una generación de jóvenes como usted que vienen empujando.
Saludos

Víctor Emilio