martes, 27 de enero de 2009

GOBIERNO DIGITAL: OTRO FRAUDE POLÍTICO.

Con pompas, platillos y demás fanfarria con que acostumbran nuestros “polí – ticos”, se anunció que la ex – diputada y ex - vicepresidenta Laura Chinchilla, candidata oficial de Oscar Arias para dar continuidad a su atribulado gobierno, fue invitada a Washington.

Primero se dijo que iba al traspaso de poderes invitada por el mismo Obama, después se dijo que fue invitada por una Fundación para recibir un premio por la implementación del gobierno digital en Costa Rica y que allí coincidió con otra homenajeada: Hillary Clinton.

Independientemente de que la invitaran o se auto invitara a la capital de Estados Unidos eso que los ticos llamamos colada- lo que si me parece inusitado es que se adjudique dentro de sus trofeos políticos un tal “gobierno digital” que mas que vergüenza da risa.

Y para muestras un botón o mejor dicho varios clic de computo, pues procedo a invitar a quienes tienen la paciencia de leer este blog, a que realicen una breve gira digital por nuestro gobierno para que comprueben que los servicios que se pueden realizar desde las distintas páginas son nulos, pocos o inexistentes en la mayoría de los casos.

El 23 de enero yo visité la mayor cantidad de ministerios posibles y hago la salvedad de que después de esa fecha, estoy totalmente seguro que nada mejorara, porque los políticos costarricenses tradicionales padecen de dos serios problemas: 1) Siempre se adjudican obras o realizaciones que no están terminadas y 2) Nunca las terminan.

El verdadero problema es que de nada nos sirve un “gobierno digital” si no podemos realizar trámites a distancia. Desde luego debe de excluirse a bancos públicos, los poderes judicial y legislativo, así como instituciones autónomas toda vez que las mismas no pertenecen al gobierno central y no forman parte del galardón otorgado a la candidata a sucesora de Oscar Arias y desde hace muchos años atrás poseen sofisticados sistemas digitales que nos han facilitado la vida. ¿Pero el gobierno central?.

Claro que no, con excepciones muy identificables (pasaportes y licencias de conducir en las que solo se pide cita), usted no puede hacer ni un solo trámite por esta vía de la Internet. Pregúntenle a los maestros a quienes el MEP expone a largas y cuantiosas filas para corregir problemas con su nombramiento, pagos o traslados. Pregúntenle a quien desea que le otorguen un permiso de salud para poner a operar su negocio o comercio. Vaya e intente tramitar su pensión o apelarla en una página del Ministerio de Trabajo que tiene como tres meses de estar caída.

Seamos serios y claros. En la mayor parte de las páginas de nuestro gobierno digital lo que hay es mucha información, mucha, mucha y muy poca interacción. Faltará mucho para que accedamos a un trámite ágil y expedito por esa vía o que se nos resuelva una consulta. Parece imposible que un simple ciudadano se pueda conectar y chatear con un funcionario público para pedirle explicaciones u orientación, las tales páginas del gobierno son en el sentido irónico de la palabra, antidemocráticas y no sirven ni para jugar “chapitas” en el sentido literal.

Felicidades doña Laura…. Por nada.

Por Víctor Emilio Granados Calvo

1 comentarios:

Puta Desgraciada dijo...

Ja jaaa... como decía una colombiana.

"Ustedes los ticos no aprenden, si Laura Chinchilla es de la misma pelota que Oscar Arias".

Hasta que ganas dan de llorar porque uno ya ni sabe por quien votar de tanta cochinada que hay.

¿Y la democracia, la libertad a elegir donde queda, sino hay opciones?