• Así como un combate efectivo a la evasión
PUSC y PASE harían la guerra contra el IVA por considerarlo el más injusto de los impuestos, al afectar a clases media y baja


La reforma fiscal no tiene cabida en algunas bancadas políticas: el PASE considera particularmente injusto el IVA del 15%, que “afectaría a las clases más pobres”.Ante la inminencia de la llegada para los primeros días de labores legislativas de este año, a partir del próximo 17 de enero, del proyecto de ley de reforma fiscal, los diputados de oposición se han puesto alertas y no han dejado de exigir condiciones al Poder Ejecutivo para dar el apoyo a la iniciativa.
Pero con ellas no plantean un apoyo sencillo, sino que pretenden poner el dedo en la llaga precisamente en las falencias en materia de gasto público que han sido la comidilla del Gobierno, principalmente en el tema de malos manejos presupuestarios.

Los ataques han llegado desde todos los frentes parlamentarios, y el hecho de que el receso de fin de año haya sido más largo de lo común solo hace prever que se están preparando con mayor afinamiento los cañones contra la reforma tributaria.

El tema separa fuertemente a Liberación y el Movimiento Libertario, a pesar de que estos dos partidos hayan firmado hace varios meses un pacto de gobernabilidad, que incluye sobre todo varios proyectos de interés común, todo menos tema fiscal.

La Unidad Social Cristiana, desde sus dos polos (el jefe de fracción, Walter Céspedes, y Luis Fishman) ha dicho que no le agrada la idea de apoyar la reforma fiscal, porque el centro de esta se anuncia como un aumento y eliminación de exoneraciones en lo que hoy es impuesto de ventas (13%), y que pasaría a ser impuesto al valor agregado (IVA, de un 15%).

Requisitos socialcristianos

Fishman, en el Plenario desde hace ya varios días (antes de salir a receso), le puso en lista los requisitos a la presidenta de la República, Laura Chinchilla, entre los cuales sobresalen que se conozcan en definitiva los destinos de los nuevos recursos generados.

Esto por cuanto considera que son ciertos sectores los que deben ser beneficiados, entre ellos salud, educación, vivienda e infraestructura.

“Que se tomen medidas en el Ejecutivo para reducir el gasto público, mediante recortes innecesarios como publicidad, viajes, excesos en burocracia creada con fines electoreros y programas de dudoso interés público”, acotó el diputado.

También debería la administración demostrar cuáles son las acciones que se toman para reducir la evasión fiscal, el fraude y el contrabando, denunció el socialcristiano.

Mientras tanto, para el jefe de la bancada libertaria, Danilo Cubero, uno de los sostenes del pacto de gobernabilidad LiLi (entre verdes y rojiblancos), no hay explicación en que se pretenda poner en discusión una reforma fiscal, por el manejo de los recursos públicos que se da en el país.

“¿Quieren más recursos para la ilegalidad? Se requiere la verdadera inversión de recursos públicos. No podemos seguir confabulando en favor de la ilegalidad, no nos prestaremos para esto, porque los hechos hablan”, añadió el diputado desde su curul.



Impuesto injusto

Para el jefe de la fracción del PASE, Víctor Emilio Granados, no hay ni siquiera que poner condiciones al apoyo de la reforma fiscal, sino que a todas luces resulta injusta sobre todo en el IVA, que apuntó que se va en contra de las clases que menos tienen.

“También en contra de la clase media, pues aparentemente hay un sector político aquí que quiere desaparecerla, desterrarla, es una clase que se va a extinguir si se aprueba un impuesto de esta naturaleza”, enfatizó el diputado.

Granados atacó así mismo la inacción en cuanto al manejo de la evasión, que señaló en un 64% para el impuesto sobre la renta, y cerca de un 40% en el gravamen a las ventas, lo cual augura que seguirán evadiendo los que más tienen para que el impuesto lo paguen los más pobres.